Seguro que más de una vez te has preguntado por qué aparece el mal aliento. Es un problema muy común que, sin embargo, se ha convertido en tabú. En este artículo te contamos todo lo que tienes que saber sobre sus causas para que puedas así evitar su aparición.

¿Qué es la halitosis?

Llamamos halitosis al olor desagradable procedente del aliento de una persona. Es un problema social asociado frecuentemente a una mala higiene bucal o a enfermedades de la cavidad oral, pero también puede indicar enfermedades sistémicas severas que necesitan diagnóstico y tratamientos específicos.

¿Cuáles son sus causas?

En este punto debemos diferenciar entre la halitosis fisiológica y la patológica.

Halitosis fisiológica

Aquí entran en juego factores como el aliento matutino, ya que durante el sueño el flujo de saliva disminuye y facilita el crecimiento de bacterias negativas que producen un gas maloliente y la putrefacción de ácidos. También influye la edad, que trae consigo cambios en las glándulas salivares.

Las prótesis dentarias, el tabaco y el ayuno también pueden ser causas de halitosis fisiológica.

Halitosis patológica

La causa más frecuente de halitosis patológica es una higiene oral deficiente. Las caries, la placa dentaria y las partículas de comida favorecen el crecimiento bacteriano. Otras causas orales pueden ser la enfermedad periodontal (periodontitis crónica), los abscesos dentarios, las úlceras y la candidiasis (infección por hongos).

¿Es la halitosis un problema de origen oral?

En la mayoría de los casos, sí. Las causas extraorales pueden ser de muchas índoles, entre ellas nasal, digestiva, respiratoria, sistémica e incluso neurológica.

Si padeces problemas de halitosis, debes consultar con un dentista o con un médico de familia para que valore sus posibles causas y te prescriba un tratamiento.

Higiene dental mal aliento

¿El mal aliento tiene solución?

Afortunadamente, sí. Con la ayuda de un profesional, podrás localizar las causas y encontrar una solución. En la gran mayoría de los casos, con seguir unas pautas específicas de higiene diaria será suficiente. Para los casos más severos o de origen extraoral, serán necesarias pruebas específicas de diagnóstico.

Trucos para evitar el mal aliento

La lengua juega un papel muy importante en la halitosis. Si tienes dudas sobre si estás padeciendo halitosis, te recomendamos que intensifiques tu higiene oral cepillando la lengua.

La saliva también es fundamental ya que tiene un papel clave en la defensa frente a los patógenos orales. La masticación estimula la secreción de la saliva, por eso es tan importante tener todas nuestras piezas.

Puedes consultar nuestra guía completa de higiene oral aquí.

En resumen, si tienes mal aliento, lo principal es que revises tus hábitos de higiene bucal y realices cambios en tu estilo de vida, como cepillarte los dientes y la lengua después de comer, usar hilo dental o beber mucha agua. Si el problema persiste, lo mejor es que consultes a un profesional.

Puedes pedir una cita con nosotros de forma gratuita y sin compromiso a través de nuestro formulario web o a través de WhatsApp. Estaremos encantados de resolver tus dudas.