Son unas finas láminas de porcelana que se pegan sobre la superficie de cada diente para armonizar la forma, función y color de los mismos. La odontología restauradora contemporánea las indica como solución predecible y confiable. Esta solución nos permite rebajar o tallar hasta cuatro veces menos los dientes si la comparamos con otras técnicas menos conservadoras como pueden ser las coronas de recubrimiento total que comúnmente se conocen como fundas y puentes fijos. En algunos casos se pueden pegar sobre los dientes propios sin necesidad de rebajar o tallar nada de los mismos.

Indicaciones:

  • fracturas extensas de un trozo de diente.
  • formas irregulares o desproporcionadas (dientes rotados, pequeños o separados).
  • alteraciones evidentes del color por oscurecimiento o manchas.
  • Cambio de color de dientes cuando el blanqueamiento es insuficiente.
  • Desgaste, erosión y el restablecimiento de la función provocado por un trauma oclusal.

Contraindicaciones:

  • dientes muy apiñados.
  • dientes cortos o finos.
  • dientes con mucha caries.
  • pacientes con malos hábitos de higiene.

Es muy importante para usted llegar al final del trabajo con un resultado personalizado y exitoso. Empleamos procedimientos simples y lógicos con el fin de obtener su total aprobación antes de tallar o rebajar ningún diente de su boca. Para ello, realizamos una maqueta acrílica temporal directamente sobre su boca con el fin de que usted mismo decida y acepte el nuevo tamaño y color de sus dientes a realizar con carillas de cerámica.

Para desarrollar con precisión la propuesta o maqueta acrílica temporal nos apoyamos en tecnología 3D, muy cómoda para usted y muy fiable para nosotros.