En este artículo te explicaremos todos los tratamientos y consejos que debes saber sobre las encías retraídas.  También te ayudaremos a poner fin a este problema común para que disfrutes de una sonrisa bonita y sana.

Cuando hablamos de la salud de nuestra boca no solo nos referimos al estado de nuestros dientes. Las encías juegan un papel muy importante y cumplen una función vital a la hora de proteger nuestra dentadura, por lo que es muy importante cuidarlas.

¿Qué son las encías retraídas?

Denominamos encías retraídas a aquellas que, por múltiples factores, se escapan y exponen la raíz del diente.

¿Cuál es la causa de este problema?

Lo cierto es que su origen responde a varios factores. Existe una pérdida de encía fisiológica, propia del envejecimiento, pero cuando este proceso se acelera, suele venir acompañado de problemas como la hipersensibilidad dental. Si no lo paramos puede avanzar y derivar en la movilidad o fractura de la pieza.

No obstante, las causas más frecuentes son la sobrecarga que se produce en el resto de la dentadura cuando no reponemos las piezas que perdemos, el bruxismo y los problemas periodontales no tratados (inflamación de encías). (enlazar artículo periodoncia)

¿Cómo puedo saber si mis encías están retraídas?

Si notas que la raíz de tu diente está expuesta y que la pieza parece más larga y tiene una coloración amarilla, debes acudir a tu dentista para que valore si padeces un problema de encías retraídas.

¿Qué consecuencias tiene la retracción de encías?

Cuando tus encías están retraídas aparece en los dientes la hipersensibilidad al frío. Si no tratas el problema a tiempo, puede que tengas que recurrir a la endodoncia para no perder tus piezas. Puedes informarte más a fondo sobre este tratamiento en el siguiente artículo de nuestro blog sobre endodoncia.

¿Qué tratamientos para las encías retraídas? ¿Se puede regenerar o sanar el tejido?

Tratamiento de encias retraidas

El objetivo es recuperar el tejido perdido. Para ello, los odontólogos utilizan injertos que provienen de otra zona de la boca, generalmente, del paladar. El proceso consiste en colocar el tejido nuevo en la zona retraída para recuperar el volumen de la encía.

En casos leves se puede combatir la hipersensibilidad con geles de nitrato potásico que crean un barniz protector en la raíz expuesta para protegerla de los estímulos fríos.

¿Qué puedo hacer a diario para evitar la retracción de mis encías?

La higiene diaria es muy importante para tener buena salud gingival. Limpiar las encías con un cepillo medio o suave te ayudará a que no se produzcan inflamaciones. Aquí la técnica es crucial, y te contamos más sobre ella en esta guía completa de higiene oral.

De todos modos, debes tener en cuenta que la pérdida de encía es un proceso irreversible, y si aparece debes consultar a un profesional para que evalúe tu caso, dejando a un lado los remedios caseros, que no son efectivos.  

Productos que ayudan a evitar la recesión de encías

No existe ningún producto que evite la recesión, pero los geles con nitrato potásico ayudan a evitar la hipersensibilidad al frío. También puedes echar mano de dentífricos y colutorios para combatir las molestias.

¿Qué precio tienen los tratamientos para regenerar el tejido de las encías?

El precio del tratamiento depende mucho del número de recesiones y de injertos que necesites. No dudes en consultarnos para obtener una valoración de tu caso de forma gratuita.

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario web o enviándonos un mensaje a nuestro número de Whatsapp. Estaremos encantados de atenderte.