Ahora que llegan las vacaciones y los horarios son un poco más descontrolados, la salud de la boca puede verse afectada por los cambios bruscos que se producen en nuestras rutinas. Viajes, visitas a la playa o a la piscina, comidas fuera de casa…

En este artículo te proponemos cinco sencillos consejos para que mantengas tus dientes sanos durante las vacaciones de verano. Todos ellos complementan los trucos de nuestra guía completa de higiene oral, que puedes consultar en nuestro blog.

1.      Antes de empezar… una revisión

Los días de descanso son un buen momento para acudir a tu clínica de confianza y hacerte una pequeña puesta a punto de cara a las vacaciones.

En Clínica García Pardellas te recomendamos una revisión cada cierto tiempo, dependiendo de tus circunstancias y el PH de tu saliva.

Las vacaciones son la ocasión perfecta para revisar tu boca en profundidad y llevar a cabo una limpieza de ser necesario. Así podrás disfrutar plenamente y evitar sustos de última hora, sobre todo si te vas de viaje y no tienes un dentista a mano.

2.      Los chicles y caramelos de Xilitol, tus grandes aliados

Si en algo somos tajantes es en el siguiente consejo: no te saltes nunca el cepillado de después de cenar. Para el resto del día, puedes echar mano de los chicles o caramelos de xilitol, los cuales ayudan a mantener el PH de tu saliva a raya y evitan que aparezcan caries o las encías se inflamen.

A nosotros nos encantan los caramelos Cracx de xilitol, aptos para diabéticos, sin azúcares, gluten o lactosa, y que ayudan a mineralizar el esmalte.

Hasta ahora los chicles estaban asociados a las chucherías o golosinas, pero gracias a esta alternativa sin azúcar, toda la familia puede cuidar sus piezas dentales en cualquier lugar.

3.      Cuidado con las comidas y bebidas frías

En verano solemos tomar bebidas con hielo, granizados y platos fríos como el gazpacho o la ensaladilla.  En muchas ocasiones, estas comidas recién salidas de la nevera pueden causar molestias y sensibilidad.

Si notas que sufres estos síntomas a menudo, te recomendamos visitar al dentista antes de viajar.

La situación podría ir a peor o ser un aviso de ciertos problemas como el desgaste dental. En estos días de descanso, el dolor es lo último que buscamos, ¿verdad?

Una de las causas más comunes de sensibilidad es el bruxismo. En la clínica García Pardellas frenamos este problema con las férulas de descarga Nobrux y un tratamiento conjunto con un fisioterapeuta.

En cualquier caso, te aconsejamos que priorices la comida saludable y te mantengas hidratado. Se reflejará en tu salud y, por supuesto, en tu boca.

4.      El kit de viaje perfecto

Aquí tienes la lista de artículos para cuidar la salud de tu boca que no pueden faltar en tu maleta:

Un cepillo dental con pasta fluorada

En cualquier supermercado puedes encontrar distintas opciones. Desde tamaños mini que se pueden transportar en cualquier bolso hasta otros que incluso caben en un bolsillo grande.

Un pack pequeñito de seda dental

La seda dental en tamaño de viaje resulta muy cómoda de llevar. En conjunto, todo el neceser de primeros auxilios dentales no ocupa más que una funda de gafas de sol.

Tu férula de descarga o retenedor de ortodoncia

En este caso, no se trata de llevar estos artículos encima en el día a día, pero es aconsejable mantener los hábitos de uso que tenemos y recordar incluirlo en tu maleta.

5.      Evitar los 3 errores más típicos

Comenzamos apuntando aquellas prácticas que pueden resultar dañinas para tu boca, sea cual sea la época del año, como cepillarte demasiado fuerte, utilizar palillos y morderte las uñas.

No obstante, y como ya hemos comentado, la rutina en verano se altera. Las comidas cambian de hora y  lugar, y es fácil desconectar de las buenas costumbres.

Te animamos a hacer un esfuerzo por evitar estas prácticas desaconsejables:

Descuidar la higiene olvidando el cepillado por estar fuera del hotel.

Es normal que algún día, por ir rápido a la playa o a alguna excursión, se te quede el cepillo en el neceser. Para estos casos recomendamos los chicles y los cepillos de viaje como solución de emergencia.

Abusar de dulces y alimentos azucarados por darnos un capricho

Es  común que los niños tomen más helados de los habituales, pero también los adultos tendemos a ser más permisivos con los dulces que tomamos por estar de vacaciones. Debemos controlar este aspecto en la medida de lo posible.

Aumentar el consumo de alcohol y tabaco

Al igual que con los dulces, en verano se suele aumentar el número de cigarros que se fuman o las copas de alcohol que se beben. Te recordamos que los hábitos saludables son importantes en el día a día y a largo plazo.

Olvidarnos el cepillado un día o tomar algún que otro helado no nos va a hacer daño. El problema aparece si convertimos esto en un hábito.

Conclusiones para cuidar de tu boca en verano

En resumen, lo más importante cuando te vas de vacaciones es continuar cuidando tu boca e intentar mantener la rutina del cepillado.  Si tienes peques, es fundamental que les ayudes a aprovechar el tiempo libre para afianzar su rutina de higiene oral.

En García Pardellas te ayudamos a vivir unas vacaciones sin sobresaltos y te invitamos a acudir a nuestra clínica durante el verano para realizarte una revisión sin compromiso. La primera visita es gratuita.

Ponte en contacto con nosotros a través de WhatsApp o de nuestro formulario web. Estaremos encantados de resolver tus dudas y asesorarte en detalle sobre los cuidados que necesita tu boca.